Archivos para febrero, 2014

Aullidos

Publicado: febrero 25, 2014 en Uncategorized

IMG_154020220599490

Él. Contrito. Cerrado.
Alejado de la manada.
Sin dejarse cercar por normas,
por costumbres.
Siguiendo su propio destino.
Sin ataduras ni cadenas.
En libertad.
Sin necesitar nada más.

Ella. Joven. Perdida.
Buscando nuevos puntos de mira.
Anhelando nuevos horizontes,
nuevos lugares.
Deseando encontrar su propio camino.
Sin excesos ni defectos.
En armonia.
Sin saber que necesita.

Un día, en un punto del cielo
confluyeron ambos.
Se cruzaron las miradas y las ganas.
Curiosidad mutua por ese otro ser
que no pendía de un hilo,
que no dependía de nadie.

Decidieron entonces aullar al mismo ritmo.
Buscar juntos su destino.
Andar a la par su camino.
Crear una manada propia
sin normas ni desatinos.

Porque hasta el animal más salvaje puede apaciguarse si se sabe hacer la caricia correcta…

Anuncios

Lies

Publicado: febrero 22, 2014 en Uncategorized

Sentimientos que nunca reconocí y hoy me atrevo.

Cosas que quise decir y no dije.

Momentos que antes fueron insuperables y hoy son intranscendentes.

Decisiones…

Si miro atrás y pienso, todas ellas fueron parte de lo que hoy soy.

Estoy aquí y ahora por lo que decidí.

Por aquellas situaciones que pudieron ser y no fueron.

Aquellas que fueron y no debieron ser.

Pero me anclo al presente, al ahora,

Porque los pasos de hoy serán el recuerdo de mañana.

El “Sí” del momento, el acierto del futuro,

La decisión del presente, la duda del ayer.

Decisiones, situaciones, personas, experiencias, sentimientos…

Al final es eso, momentos, instantes…

Respira, siente, disfruta, ríe…

Pero llora, sufre, disiente, padece…

Porque todo suma, todo cuenta, todo enseña… Todo lo que no suma, resta.

No te cierres. Eres quien eres.

Hoy me miro y por fin me veo.

Toco y por fin siento.

Me libero y por fin vivo.

Porque hoy me acepto.

Me colmo de realidad, de conciencia y reconozco que no, no soy perfecta.

Simplemente soy y simplemente ser es lo más grande.

Dos copas de vino y una vida de encubrimiento me destapan la mentira.

Yo he descubierto parte de la mía.

¿Cuánto te mientes tú?

image

Grandeza

Publicado: febrero 13, 2014 en Uncategorized

Lo absurdo se tiene que saciar con historias que dicen nada.

Lo profundo se sacia con conocimiento y sabiduría.

La vivencia anterior explica lo que acontece hoy; y lo que acontece hoy, explica lo que fue ayer.

Piensan los que habitan, que las vidas comienzan y terminan. Piensan los que viven, que las vidas son.

Acontecen vivencias y las vivencias absorben suertes, infortunios, justicias, triunfos, injusticias, fracasos… y todo ello se plasma en la vida del que vive.

Desmenuzando una y otra vez lo que acontece, se llega al conocimiento del cómo y del por qué.

El agua inunda los valles, pero éstos, aunque ocultos, no desaparecen.

El fuego quema los bosques y la arboleda yace; aunque se transforma, sigue siendo.

El viento rompe las olas y ellas avanzan mandadas por la fuerza, pero mas tarde, cuando el viento calla, se vuelven silenciosas.

Todo vive y algo transforma a algo, pero aún así, cada uno sigue de una u otra manera.

Cree a menudo el anciano, que los días terminan para él, sin tener en cuenta que su vida fue un día sólo, dentro del collar de la existencia.

El sol brilla hoy y brilla siempre. Sólo es necesario conocerlo para saber que está, aún cuando el mundo lo oculte.

Nunca es suficiente

Publicado: febrero 8, 2014 en Uncategorized

A veces en la vida, no basta con ser amado.

A ver si consigo explicarme.
A ver si alguien logra entenderme.

Es sencillo ser una persona amada y adorada.

¡Qué cálida es la sensación que recorre cada micrómetro de la piel cuando te topas con esos ojos brillantes, que sonríen sin necesidad de tensar la boca, que reflejan tu perfecta imperfección, que gritan al mundo su veneración por tus huesos!

¡Cuánta ternura pone en su empeño de cuidarte, de respetarte, de escucharte, de mimarte, de tenerte siempre cerca, de quitar problemas de tu espalda para llevarlos sobre la suya, de suavizar tu día a día…!

…en definitiva, de hacerte feliz.

No pretenden, aquellas locas personas totalmente enamoradas sino lograr tu absoluta dicha. A cualquier precio, a través de cualquier sacrificio. Si el capricho más estúpido y tonto del mundo te hiciera feliz, sería capaz de desintegrar el universo átomo a átomo para conseguirlo.

Es difícil en ocasiones superar los desengaños de la vida, pintar la gris desilusión que viste mil cuerpos insepultos, volver a ser límpidos y transparentes como agua que corre por inercia hacia la parte baja del manantial.

Parece que nos cuesta volver a ser un poco locos, nos da miedo volver a sentir ciertas cosas. Preferimos seguir gruñendo y refunfuñando contra el mundo en vez de dejarnos llevar para volar en libertad con ese ángel que nos vela.

Y esas mismas barreras nos impiden, muchas veces, devolver una mínima parte de todo lo que recibimos (apartad afanes materialistas, ¡¡os lo ruego!!). Incluso somos incapaces de valorar y agradecer nuestra suerte.

Entonces la persona que ama se agota. Se aburre de mostrar pero no ver nada. Se cansa de no escuchar ni un eco de sus canciones de amor.

Entonces esa persona deja de amar. O lo que es aun peor, quiere dejar de hacerlo.
Puede que solo lo intente, sin llegar tal vez a conseguirlo en mucho tiempo. Sin llegar a conseguirlo jamás. Sembrando dicha infinita.

En ese caso ya no es tan sencillo ser amado. Es doloroso verse “abandonado” por lo acostumbrado. Y viene una avalancha de sentimientos, situaciones y acciones tan variadas como personas existen.

Al final, todo el mundo es siempre amado por alguien. Lo complicado es ser capaces de devolver. Lo difícil es ser un “amante”, un “amador”.

Aun a pesar de escupitajos en la cara, nada hay más satisfactorio que saber que amas, con certeza, con locura, con total intesidad.

Eso es algo de lo que no puedes arrepentirte nunca. A pesar del sufrimiento…

Princesa de la Incógnita

[Mi inspiración de hoy: Victor Hugo – Los Miserables
“Ser ciego y ser amado, es, en este mundo en que nada hay más completo, una de las formas más extrañamente perfectas de la felicidad. Tener continuamente a nuestro lado a una mujer, una hija, una hermana, que está allí precisamente porque necesitamos de ella; sentir su ir y venir, salir, entrar, hablar, cantar; y pensar que uno es el centro de esos pasos, de esa palabra, de ese canto; llegar a ser en la oscuridad y por la oscuridad, el astro a cuyo alrededor gravita aquel ángel, realmente pocas felicidades igualan a ésta. La dicha suprema de la vida es la convicción de que somos amados, amados por nostros mismos; mejor dicho, amados a pesar de nostros; esta convicción la tiene el ciego. ¿Le falta algo? No, teniendo amor no se pierde la luz. No hay ceguera donde hay amor. Se siente uno acariciado con el alma. Nada ve, pero se sabe adorado. Esta en un paraíso en tinieblas.”]

——————-

Es de tiempo atrás pero lo he encontrado y me ha gustado ver un reflejo de lo que fui hace casi cuatro años. Evolucionamos, crecemos, maduramos… Pero tal vez, ciertas cosas no debieran perderse nunca.

Who I am…

Publicado: febrero 6, 2014 en Uncategorized
Soy yo
La que a veces se siente
Navegando sin rumbo
La que necesita
Desesperadamente que no le apaguen la luz
Y le digan duérmete
Cuando tiene miedo
Soy yo la que necesita que la abracen
Y le digan que nada malo pasará
Que las brujas no existen
Ni la oscuridad de aquel túnel
Ni las máscaras de luz
Soy yo la que interpreta cada gesto
Como una despedida
Cada silencio
Como indiferencia
Cada reproche
Como desamor
Soy yo la que se siente perdida
En este mar de incertidumbre
Sin piel ni aromas
Sólo letras y palabras
Ocasionales
Soy yo
Navego y no sé hacia donde
Cuando las aguas están calmas
Logro salir a cubierta y disfrutar
Del sol y de la lluvia
Cuando el mar se embravece
Me siento pequeña e indefensa
Y me encierro en mi concha
Para que no me haga daño
Que me digan duérmete
Y me apaguen la luz
Cuando lo que necesito desesperadamente
Es sólo
Un beso en la nariz 
 
Imagen

Into hell…

Publicado: febrero 5, 2014 en Uncategorized

Estaba sentada al borde del acantilado, con los pies colgando. Bajo sus pies, las olas golpeaban con violencia las rocas, tratando de aprovechar un descuido y arrastrarle hasta lo más profundo de su ser. Eso acabaría rápidamente con la lenta agonía en la que se había convertido su vida. “Sería fácil”, pensó.

Se puso en pie y miró al horizonte. Respiró hondo. El cielo estaba negro y anunciaba tormenta. Empezaban a caer algunas gotas que se fundían con las lágrimas que le resbalaban por sus mejillas al recordar… al recordar.

Sabía que debía tomar una decisión, y estaba en el lugar adecuado para hacerlo. Allí, entre la más cruel de las realidades y el más absoluto de los infinitos. Era tan grande y tan desconocido que daba miedo. Miedo a lo desconocido.

Un día escuchó una frase que se le clavó en el alma: “NO te arrepientas de lo que hagas, arrepiéntete de lo que NO haces”. Repasó mentalmente su vida. No, podía decir que no se arrepentía de nada que no hubiera hecho. Y de lo que había hecho tampoco se arrepentía. Podría haber hecho las cosas mejor, es verdad, pero todo lo hizo con el corazón y con la mejor de las intenciones.

La vida no es más que una consecuencia de las decisiones que tomamos, acertadas o no, y de las que no tomamos. Así pues, hay veces en las que un sí o un no pueden cambiarlo todo, y esa era una de esas veces. No podía (no quería) seguir lamentándose por su mala suerte, por sus desgracias, y había llegado el momento de poner punto y final a esa situación.

“Sólo tengo dos opciones”, pensó. Pero ella ya había elegido la suya. No sabía si era la correcta o la equivocada, pero es la que había tomado.

Se acercó un poco más al borde. Miró al mar, Miró al horizonte. Cerró los ojos y…

… volvió tras sus pasos. Ese no iba a ser su final.

Ese iba a ser un nuevo comienzo.

Ending…

Publicado: febrero 3, 2014 en Uncategorized

¿Y qué más da si mañana se acaba el mundo? ¿Qué más da? Si mi mundo empezó contigo y acabó sin ti. Y es que yo nací el día en que te conocí, y comencé a morir el día en que te vi partir. Aunque la canción diga que de amor no se muere, yo digo que por amor se deja de vivir. Aunque digan que llueve porque los ángeles lloran, yo digo que los ángeles lloran porque llueve.

Camino por las calles sin rumbo, sin destino, tratando de huir de la realidad que aparece ante mi cada vez que abro los ojos. Persigo sombras que dibujan tu cuerpo en el suelo, esperando alzar la vista y encontrate frente a mi calmando el frio que busca mi calor. Te busco en las sonrisas de la gente, en sus gestos, en sus miradas. Me siento en un banco a ver si, por casualidad, te veo sentado a mi lado cogiéndome la mano, borrando con caricias el ayer, dibujando el mañana.

Ojos tristes que miran pero no ven. Lágrimas atravesadas que no mojan pero que no dejan ver luz… En las noches como en la que nos vimos por primera vez, la luna me pregunta por ti, por que te fuiste, por qué te llevaste las estrellas de mi cielo dejando solo oscuridad. ¿Eso es a lo que llaman el “fin del mundo”?

Mientras tanto yo seguiré esperando a que llegue(s). El fin del mundo tiene tu nombre.

image