Archivos para enero, 2014

Senza te…

Publicado: enero 30, 2014 en Uncategorized

Un whisky caliente y una ducha fría.

Mi sueño duerme en una noche que está despierta.

En la cama sin deshacer, un corazón desecho.

Tengo los ojos mojados, la boca seca, las manos vacías y una ausencia llena.

Las estrellas brillan en el cielo mientras mis ilusiones se arrastran por el suelo.

Mi herida está abierta y tus brazos cerrados. 

La radio está encendida y tu voz apagada.

Miro una fotografía rota y tu recuerdo permanece intacto.

La habitación está a oscuras y mi cara iluminada con una sonrisa a medias y una lágrima entera. 

Quiero susurrarte a gritos.

Quiero gritarte en silencio.

Estoy conmigo, pero estoy sin ti.

Ojos que ven

Publicado: enero 27, 2014 en Uncategorized

Vivimos en la mayoría de las ocasiones por y para agradar al mundo que nos rodea.

Un mundo al que no conocemos, gente con la que no hablaremos y que posiblemente no volvamos a ver en la vida…

Nuestros miedos e inseguridades por el qué dirán coartan nuestras acciones.

Limitan nuestros deseos.

Cambian nuestra personalidad.

Dejamos que esas miradas dañinas, que juzgan sin conocer, que hablan sin saber, sean capaces de privarnos de disfrutar del tiempo que no volverá.

¿Por qué?

Siempre he sido muy observadora.

Me gusta ver el comportamiento de la gente.

Imaginar cómo será su día a día por sus gestos, su tono de voz, su manera de caminar.

Observo e imagino, pero desde hace tiempo aprendí a no juzgar.

¿Cuántas veces te ha pasado que, por aventurarte a adivinar cómo es alguien sin conocerlo, te has equivocado?

¿Cuántas veces eso mismo lo han hecho contigo?

Y entonces…

¿Por qué ese afán de criticar, dañar y menospreciar?

¿Con qué derecho?

La mirada

Ahí esta el reflejo de lo que somos

Todo nace y muere ahí

El primer beso se da con los ojos

El dolor se hace evidente en las lágrimas

Nacemos con los ojos cerrados, imagino que por el miedo a ver de golpe el mundo que nos espera.

Nacemos con la mirada limpia, inocente y pura

Pero nos corrompemos

Dejamos de mirar, para juzgar

De ver, para criticar

De observar, para masacrar

Si en los ojos está la puerta del alma…

¿Cuántas almas has podido ver?

Contadas, casi con una mano…

Cerramos esa puerta con envidia, celos, egos…

¿Crees que si de verdad dedicásemos el tiempo a entender, en vez de juzgar, volveríamos a hacerlo?

Limpia tu alma y limpiarás tu mirada

No juzgues y empezarás a ver

No critiques y empezarás a crecer

Observa y sabrás lo que es aprender

El mundo cambia con el ejemplo, no con las palabras

Por eso, cierra los ojos, respira profundo y cuando los abras…

MIRA, OBSERVA, VE

Historias

Publicado: enero 25, 2014 en Uncategorized

Hay historias que no deberían ser contadas.

Historias que han de quedarse dentro de nosotros y no salir nunca.

Experiencias que marcan.

Conversaciones que se graban.

Sensaciones.

Nuestras historias y de nadie más.

Hay historias que no pueden ser contadas.

No las entenderían.

No las sabríamos explicar.

No las sabrían valorar.

No tendrían nada que aportar al oírlas.

Ni tu nada que ganar al contarlas.

Hay historias que no pueden no ser contadas.

No sabríamos vivir sin ellas.

El sentido que ahora tienen algunas cosas no sería el mismo.

Marcan el pasado.

Se hacen significativas en el presente.

Serán recuerdo de los nuestros en el futuro.

Hay historias, miles, millones…

Historias reales, ficticias, divertidas, nostálgicas, anecdóticas…

Historias de vivos y muertos.

De lo que pasó y pasará.

De quién ganó, quién se enamoró, quien sufrió.

Al final historias que llenan una vida.

Una vida que puede ser de hastío, rutina, crisis, drama…

Una vida de princesas y dragones, guerreros y héroes, de comedia e intriga

Historias… 

Eres el protagonista de la tuya.

Así que escribe la historia que te apetezca leer…

Molinos…

Publicado: enero 21, 2014 en Uncategorized

Podría sentir que los días se apilaban en un recodo de su cada día más amarga existencia, sumando tiempo perdido en el balance de su vida, tan lóbrega como la sombra de aquellos que un día comenzaron a escribir su historia junto a ella y la abandonaron.

Considerar que sus sueños fueron relegados tras las piedras del camino, a causa del desánimo de aquellos que se dejaron llevar por la corriente, cuales flotadores esparcidos en un mar bravío.

Descubrir que sólo se tiene a sí misma y de compañera a la resignación, convivencia ésta nefasta pues podría desmenuzar cualquier atisbo de esperanza que osase a abrigar.

Reprocharse su actitud, ofenderle aquella agónica existencia…

Pero ocurría que, siendo una soñadora de utopías convertida hoy en un quijote sin sanchos, seguía el camino buscando a sus gigantes…